fbpx
Home > News > Politics > ACLU de Nevada asigna calificaciones a la turbulenta sesión legislativa de 2021

ACLU de Nevada asigna calificaciones a la turbulenta sesión legislativa de 2021

By Jeri Chadwell
Published: Last Updated on
La bandera de la Legislatura de Nevada se iza fuera del edificio legislativo el primer día de la 81.a sesión, el 1 de febrero de 2021. Imagen: Ty O'Neil / This Is Reno

In English
Esta historia fue traducida por la periodista Jenny Manrique.

La asambleísta Annie Black (R-Clark County) “sorprendentemente ganó cero puntos en gobierno abierto y transparencia”

Los meses previos a la 81ª sesión de la Legislatura de Nevada fueron algunos de los más tumultuosos que se recuerden.

Cuando comenzó la sesión, la pandemia de COVID-19 se estaba acercando a la marca de un año y aún seguía arrasando. El motín en el Capitolio de los Estados Unidos había ocurrido solo el mes anterior. Los meses de primavera, verano y otoño previos a las elecciones de 2020 habían traído protestas y manifestaciones semanales a Carson City y otros lugares de la región.

El malestar social dominó la vida diaria y el discurso, especialmente en la capital del estado. Las manifestaciones de Black Lives Matter que exigían justicia racial tras los asesinatos de Breonna Taylor, Ahmaud Arbery y George Floyd a menudo se encontraban con contraprotestas de los partidarios de Donald Trump y de quienes se oponían a los mandatos de las máscaras y los cierres comerciales.

Los organismos encargados de hacer cumplir la ley gastaron decenas de miles de dólares en patrullas adicionales durante las manifestaciones y, en más de una ocasión, los agentes tuvieron que intervenir en altercados entre manifestantes en lados opuestos de los problemas.

Las personas que portaban armas se volvieron cada vez más comunes y, durante una protesta en Carson City, hubo un disparo negligente de un arma de fuego que dio lugar a una citación.

Las grandes manifestaciones que se rumoreaba que habían sido planeadas por los partidarios de Trump más cerca del Día de la Inauguración nunca pasaron, aunque las protestas continuaron y se reanudaron cuando se anunció que sólo los legisladores, su personal y un puñado de reporteros podrían ingresar al edificio legislativo al comienzo de la sesión.

A member of the public peers into the front doors of the Nevada Legislature, which is closed to the public due to the pandemic. Image: Ty O'Neil
Un miembro del público se asoma a las puertas de la Legislatura de Nevada, que estuvo cerrada al público debido a la pandemia, el 1 de febrero de 2021. Imagen: Ty O’Neil / This Is Reno

La decisión de mantener el edificio cerrado a la mayoría de las personas se tomó en un intento por detener la propagación de la COVID-19. Esto resultó en algunos dolores de cabeza.

Los cabilderos y miembros del público tuvieron que idear nuevos sistemas de llamadas para brindar su testimonio y comentarios sobre la legislación. El testimonio público se redujo a un corto período de tiempo. Y aunque no se permitía la entrada de cabilderos al edificio, a la gente le preocupaba qué tipo de cabildeo podría estar ocurriendo por la puerta trasera cuando los legisladores se alejaran de las transmisiones en vivo de sus reuniones de comité y de sala.

Estos problemas, y más, se destacan en el informe legislativo y la boleta de calificaciones recientemente publicados por la ACLU.

Si bien la boleta de calificaciones de esta sesión señaló que “muchas negociaciones se llevaron a cabo bajo un mayor secreto, y cuando el edificio estuvo abierto, la mayoría de las escrituras ya se habían hecho y varias decisiones se habían tomado”, la organización aún estaba satisfecha con el desempeño general de los legisladores estatales.

La ACLU calificó a ambas cámaras de la Legislatura de Nevada con el equivalente a una “B”: 86% para la Asamblea y 84% para el Senado.

“Los líderes de la Asamblea y el Senado merecen crédito por negarse a aprobar políticas con atroces implicaciones para las libertades civiles, y los miembros de ambos partidos han mejorado en muchos temas importantes para los defensores de las libertades civiles”, se lee en la tarjeta de calificaciones.

La ACLU elogió a los legisladores por “despenalizar las infracciones de tránsito; proporcionar anticonceptivos sin receta; reducir el uso de proyectiles y gases lacrimógenos en las protestas; financiar la defensa de inmigración; y aprobar una legislación expansiva sobre el derecho al voto, mientras que otros estados votaron para inhibir el derecho fundamental al voto”.

Aunque la medida no fue aprobada, la ACLU también celebró que, por primera vez en la historia del estado, una cámara de la Legislatura votó para derogar la pena de muerte, una medida que murió después de ser aprobada por la Asamblea.

El Proyecto de Ley 395 de la Asamblea murió después de no cumplir con la fecha límite del Senado.

“Sin advertir a las partes interesadas, la oficina del gobernador y la líder de la mayoría del Senado, Nicole Cannizzaro, emitieron declaraciones diciendo que ‘no [había] camino a seguir’ para el proyecto de ley. Fue un golpe devastador que puso una nube sobre una sesión legislativa ya frustrante”, escribió la ACLU.

La ACLU de Nevada rastreó más de 300 proyectos de ley durante la sesión, con un enfoque en la defensa de los derechos de la Primera Enmienda, la reforma de la justicia penal, la equidad y la justicia racial, los derechos de los inmigrantes, los derechos al voto, los derechos reproductivos y de las mujeres y la vivienda y la justicia económica.

En su informe, la ACLU también reconoció a legisladores particulares, tanto de manera positiva como negativa.

Assemblyman Howard Watts on the fourth day of the 81st session of the Nevada Legislature in Carson City on Thursday, Feb. 4, 2021.
El asambleísta Howard Watts en el cuarto día de la 81a sesión de la Legislatura de Nevada en Carson City el jueves 4 de febrero de 2021 Imagen: David Calvert / The Nevada Independent

El asambleísta Howard Watts (D-Clark County) recibió la distinción de “Legislador más libertario civil” después de votar en alineación con la ACLU en el 100% de los asuntos. Fue el único demócrata en ambas cámaras que votó en contra del Proyecto de Ley 77 del Senado, que fue aprobado y ahora exime a ciertas reuniones sobre asuntos relacionados con la Ley de Política Ambiental Nacional de la Ley de Reuniones Abiertas de Nevada.

La senadora Dina Neal (D-Clark County) fue reconocida como la “Senadora más libertaria civil” después de ser la única demócrata del Senado que votó en contra del Proyecto de Ley 452 del Senado, que se denominó “detención y cateo en casinos”.

El proyecto de ley, que según la ACLU crearía “encuentros peligrosos e innecesarios entre las fuerzas del orden y los clientes del casino sospechosos de portar un arma de fuego” no fue aprobado.

El senador Ben Kieckhefer (republicano de Carson City, condado de Washoe) recibió la distinción de ser el “republicano más libertario civil” de la ACLU después de votar en consonancia con la ACLU el 81% del tiempo.

“Kieckhefer votó al 100% a favor de los derechos LGBTQ +, los derechos de las mujeres y la justicia reproductiva. También mejoró su puntaje en el área de la reforma de la justicia penal, pasando del 75% en 2019 al 91% en esta sesión, señaló la ACLU.

Kieckhefer es uno de varios legisladores que no regresará la próxima sesión. Su periodo se termina. Otros legisladores que no regresarán son el senador demócrata Mo Denis y las asambleístas Teresa Benítez-Thompson y Maggie Carlton. Otros republicanos que no regresarán son los senadores James Settelmeyer y Joseph Hardy y el miembro de la Asamblea John Ellison.

La asambleísta Annie Black dentro de la Legislatura el lunes 15 de marzo de 2021 en Carson City, Nevada Imagen: David Calvert / The Nevada Independent

La asambleísta Annie Black “sorprendentemente obtuvo cero puntos en gobierno abierto y transparencia, que era parte de su plataforma de campaña”, después de votar en alineación con la ACLU un poco menos de un tercio de las veces. La organización la etiquetó como la “Legisladora menos civil libertaria”.

“No solo fue la legisladora con más probabilidades de votar ‘No’ sobre cualquier proyecto de ley, independientemente de sus méritos, sino que solo votó en alineación sobre los temas de ACLUNV el 32% del tiempo”, escribió la ACLU. “Ella fue la única legisladora que votó en contra de todos los proyectos de ley que protegen a los habitantes LGBTQ+ de Nevada “.

La boleta de calificaciones completa se puede encontrar aquí.

Related Stories