fbpx
Home > Featured > COVID-19 > Aprueban mandato de vacuna para empleados de educación superior de Nevada

Aprueban mandato de vacuna para empleados de educación superior de Nevada

By Jeri Chadwell
A mock-up of the COVID vaccine.

In English
Esta historia fue traducida por la periodista Jenny Manrique

La junta de regentes del sistema de educación superior de Nevada (NSHE en inglés) votó el jueves por la tarde para aprobar un mandato de vacuna para los empleados de las instituciones de NSHE.

La votación se produjo después de horas de comentarios públicos y horas de discusión entre los regentes y el personal de NSHE.

Pasó con una votación de 10 a 3. Los regentes Byron Brooks, Patrick Boylan y Lois Tarkanian votaron en contra del mandato de la vacuna.

Los comentarios de Boylan sobre el asunto fueron extensos. Se preguntó por qué, si las vacunas funcionan, los empleados vacunados tendrían que preocuparse por estar cerca de sus colegas no vacunados. También dijo que las mascarillas faciales no son efectivas contra la transmisión de COVID-19.

Aproximadamente el 80% de los empleados de NSHE están vacunados.

La presidenta de la junta de regentes, Cathy McAdoo, se dirigió a la gente en la cámara de la junta antes de la votación. Dijo que se había opuesto a los mandatos para los estudiantes de NSHE, pero que no era su decisión. Explicó que a la luz de los mandatos de vacunas para los estudiantes, sentía que instituir el mismo mandato para los empleados era lo único correcto que podían hacer los regentes.

McAdoo dijo que quería dirigirse a todos en la sala, incluidas las personas que se habían presentado para hacer comentarios públicos contra el mandato, muchos de los cuales citaron sus objeciones religiosas al mismo.

“Entiendo. Escuché sus comentarios públicos y los veo diciéndome que no con la cabeza”, dijo McAdoo. 

“Sin embargo, quiero que sepan todos en esta sala, que realmente entiendo que todos tenemos nuestra propia pasión por esto, y hemos hecho nuestra propia investigación. Y yo también soy una creyente en Dios, y muchos de ustedes hablaron de Él hoy. Y honro todo eso. Sin embargo, nada de esto es fácil. El trabajo duro es trabajo duro”.

Todos los empleados de NSHE ahora deberán recibir la vacuna COVID-19 antes del 1 de diciembre o enfrentar el despido. Los empleados pueden recibir una exención religiosa o médica. 

Las exenciones médicas requieren documentación de un asistente médico, un médico o enfermero practicante. Las exenciones religiosas requerirán una certificación de una creencia firmemente arraigada en contra de las vacunas y pueden incluir un examen del historial de vacunación de un empleado para ver si se han mantenido firmes en dicha creencia.

Los empleados de NSHE no vacunados pueden esperar a ser notificados el 15 de octubre. NSHE puede saber cuáles empleados están vacunados y cuáles no porque ha obtenido acceso a esa información a través de la plataforma de inmunización WebIZ del estado.

Se advertirá a quienes no hayan iniciado la vacunación a partir del 1 de noviembre. Aquellos que aún no lo hayan hecho para la fecha del 1 de diciembre enfrentarán el despido.

El regente Boylan dijo: “¿Vamos a ser como los Grinches en Navidad? ‘Toma, aquí tienes tu regalo de Navidad. ¡Estás despedido! No tienes trabajo porque no te pusiste la vacuna”.

La junta estatal de salud votó unánimemente durante una reunión de emergencia el 20 de agosto para requerir que los estudiantes de NSHE reciban la vacuna COVID-19. El mandato afecta a más de 100,000 estudiantes en Nevada. Los estudiantes deben vacunarse antes del 1 de noviembre.

Related Stories