fbpx
Home > En Español > La ciudad compra Space Whale por $137,000 con impuestos del fondo general

La ciudad compra Space Whale por $137,000 con impuestos del fondo general

By Bob Conrad
Los vidrios rotos y el metal retorcido son parte de las reparaciones por valor de $75,000 que se necesitan para el ahora permanente Space Whale de City Plaza. Los contribuyentes pagarán la factura por los daños. Imagen: Bob Conrad / This Is Reno, 18 de noviembre de 2021.

Esta historia fue traducida por la periodista Jenny Manrique.

La ciudad de Reno ha comprado la ballena espacial (Space Whale) en ruinas por $137,000. El precio de compra incluye alrededor de $75,000 para reparar la ballena.

El vitral de la ballena está roto en docenas de lugares. Hace años, los funcionarios de la ciudad dijeron que el vidrio debería ser reemplazado por Lexan, un plástico transparente menos susceptible a romperse.

“Es una obra de arte pública insegura e insostenible”, escribieron los miembros de la Comisión de Artes de Reno en una carta de septiembre de 2019 al Concejo Municipal. Expresaron su preocupación por el estado de deterioro de la ballena.

El vandalismo a la ballena ha continuado desde que se instaló por primera vez en 2017. El personal de la ciudad le pidió repetidamente al artista Matt Schultz que arreglara los vidrios rotos después de que se instaló.

La compra de la ballena esta semana ocurrió sin la aprobación formal del ayuntamiento. Como informó This Is Reno por primera vez en octubre, la compra se incluyó en un aumento de presupuesto que se aprobó a fines de octubre. Los miembros del concejo contactados antes de la reunión del concejo de la ciudad del 27 de octubre dijeron que no sabían que la ciudad estaba considerando la compra de la ballena usando dólares del fondo general.

Se rechazó una orden de registros públicos radicada con el secretario de la ciudad para obtener copias del acuerdo de compra de la oferta de la ballena.

“No hay acuerdos, contratos o propuestas relacionadas con la ballena espacial”, respondió el secretario de la ciudad.

EDITORIAL MEME by Darren Archambault. Darren is a graphic designer, meme artist, musician and political activist. When he is not doing freelance design or music, he is creating political editorial style memes, and co-running Reno/Sparks Mutual Aid.
MEME EDITORIAL de Darren Archambault. Darren es diseñador gráfico, artista de memes, músico y activista político. Cuando no está haciendo diseño independiente o música, está creando memes de estilo editorial político y co-dirige Reno / Sparks Mutual Aid.

Eso no era cierto. Un borrador del contrato, con fecha del 26 de octubre, se agregó a la agenda de la reunión del 27 de octubre como anexo después de que se publicó la agenda original.

Solo la miembro del Concejo Municipal Jenny Brekhus cuestionó la compra de la ballena en la reunión del 27 de octubre.

“¿Tuvieron alguna reunión pública?” preguntó ella. “No estoy segura de que un aumento (de presupuesto) sea el momento de hablar sobre cómo se ha planeado el espacio público en la ciudad, nuestro programa más importante. Esto no debería haber sido enterrado en un aumento [de presupuesto]”.

Schultz intentó vender la ballena en Facebook por $1 millón, aparentemente sin compradores. Schultz previamente quería que la ciudad la comprara por $500,000.

“En este momento, no puedo recomendar a nuestro concejo la compra de la ballena espacial por $500,000”, escribió la administradora de la ciudad, Sabra Newby, a Schultz. “Es posible que pueda recomendar una compra al nivel de $150,000, donde los $100,000 serían para la pieza en sí y $50,000 se dedicarían directamente a los miembros de su equipo para servicios y suministros para reparar la ballena espacial”.

El precio de compra final, sin incluir los $75,000 para reparaciones, es $62,500.

Cuando se le preguntó por qué se usaron los dólares del fondo general, la alcaldesa Hillary Schieve dijo que era para que la ballena pudiera ser reparada.

“Necesitaba financiación para poder arreglarla lo antes posible”, dijo. “[Podría] ser un riesgo si los paneles se caen y no podemos arrastrar más los pies. También he planeado hacer un NFT con el artista para recaudar fondos para las artes locales; sin embargo, los primeros ingresos se destinarán al pago de la compra. Seremos la primera ciudad en hacer una NFT con arte público”.

La compra evita la opinión pública

La compra de Space Whale es diferente de los procesos normales que atraviesa la ciudad en dos frentes. Se han pagado grandes compras de otras esculturas de la ciudad utilizando los dólares de los impuestos a las habitaciones, ingresos generados por los turistas que se hospedan en los hoteles de Reno, y esas compras fueron aprobadas por el ayuntamiento durante las reuniones públicas.

Cuando la ciudad compró la escultura BELIEVE en 2015, hubo una serie de oportunidades para la participación del público. El acuerdo para instalar la escultura, así como su compra, apareció en un puñado de agendas del Ayuntamiento de Reno.

Un acuerdo para instalar BELIEVE en City Plaza fue aprobado por el concejo el 25 de junio de 2014. Su compra por $68,000 se mencionó en un aumento de presupuesto el 15 de mayo de 2015. La compra, utilizando fondos del impuesto a la habitación, fue aprobada el 17 de junio de 2015 durante un voto en bloque del Ayuntamiento de Reno.

Del informe del personal del 17 de junio de 2015:

“La escultura BELIEVE se instaló temporalmente en City Plaza en julio de 2014 como telón de fondo para el rodaje de la gira de verano en autobús de American Idol. Fue muy bien recibido por el público por lo que la Ciudad y el RACC buscaron recaudar fondos para comprar la escultura. Se recaudaron algunos fondos a través de la Community Foundation of Western Nevada, pero no lo suficiente para comprar la escultura”.

Una donación de NV Energy para iluminar la pieza apareció en la agenda del concejo del 13 de abril de 2016.

Dragonfly de Peter Hazel, instalado en Virginia Lake, también pasó por procesos de aprobación pública. La compra de Dragonfly, utilizando el impuesto a la habitación y los fondos de construcción residencial, fue escuchada por el concejo dos veces en septiembre de 2016.

Cuatro personas proporcionaron comentarios públicos en apoyo de la compra, incluido el artista.

Cuando se le preguntó por qué la ballena no se incluyó en la agenda de una reunión del concejo, el administrador de la ciudad Thornley dijo: “He estado tratando de mantener las agendas adaptadas a los problemas que el concejo debe ver en un esfuerzo por mantener las reuniones sin problemas y en el momento oportuno”.

Related Stories