fbpx
Home > Featured > COVID-19 > ‘Estamos agotados’: Funcionario del distrito de salud

‘Estamos agotados’: Funcionario del distrito de salud

By Jeri Chadwell

In English
Esta historia fue traducida por la periodista Jenny Manrique

Uno de cada 500 estadounidenses ha muerto de COVID-19. A medida que las tasas de vacunación se estancan y los casos continúan ocurriendo, ese número va a aumentar.

El miércoles por la mañana, se habían reportado 254 nuevos casos del virus en el condado de Washoe, y la tasa de positividad de la prueba era del 22%. El número de casos por cada 100.000 habitantes ha pasado de 354 a principios de agosto a 1.621 hoy.

Los funcionarios del distrito de salud del condado de Washoe (WCHD en inglés) están suplicando a las personas que se vacunen. También piden a las personas que se presenten a las citas de prueba que han reservado. La espera para hacerse la prueba es de dos a tres días, pero la cantidad de personas que no se presentan a esas citas sigue aumentando.

En solo tres días de esta semana, 400 personas no se han presentado a sus citas de prueba sin llamar para cancelarlas.

Los hospitales también se están llenando, al igual que lo hicieron durante el aumento del otoño pasado.

Ahora, sin embargo, la dotación de personal se ha convertido en una preocupación mayor, dijo Kevin Dick de WCHD. Dijo que las salas de emergencia se están viendo particularmente afectadas y enfatizó que las personas que no necesitan atención de emergencia inmediata deben ir a su médico o a un centro de atención de urgencia.

“Tenemos miembros de nuestra comunidad…que se resisten a hacer lo simple que podrían hacer para ayudarnos a salir de esto, que es vacunarnos”.

“Los hospitales y nuestros proveedores de ambulancias y servicios de emergencias médicas … se ven afectados por la dotación de personal, y se ven afectados por los retrasos que encuentran cuando llevan a los pacientes al hospital que necesitan atención de emergencia”, dijo. “[Esto es] debido a todas las personas que están en el hospital, en los departamentos de emergencias, y algunas de esas personas que se presentan en los departamentos de emergencias realmente no necesitan estar allí, y podrían ser atendidas a través de una atención de urgencia o a través de su proveedor de atención médica personal, o su médico”.

Los que se oponen a las vacunas citan casos excepcionales de quienes contraen COVID-19 a pesar de estar vacunados, como prueba de que no funcionan. Dick dijo que esto es evidentemente falso.

“Estamos viendo casos de vacunados que necesitan ser hospitalizados, pero son mucho, mucho menos que el número de personas no vacunadas que requieren hospitalización”, dijo. 

“La variante Delta es una variante severa de COVID-19”.

“La gente se está enfermando más y supongo que lo que estamos viendo, en general, son los casos de gran avance que están hospitalizados”, agregó. “La mayoria de ellos se encuentran en nuestra población de ancianos que están teniendo esos casos más graves”.

Dick dijo que un aumento en los casos pediátricos en los últimos meses refleja el aumento que se observa en la población general. Nuevamente dijo que los no vacunados tienen la culpa.

“Se siente como en octubre pasado, noviembre, cuando estábamos subiendo al pico de nuestro aumento… creo que la dotación de personal para los hospitales [es] tal vez incluso peor ahora que entonces. Hay mucho agotamiento”, dijo Dick.

Dijo que el agotamiento también es una realidad en la WCHD.

“Esto ha sido implacable y estamos abrumados aquí”, dijo Dick. “No podemos mantenernos al día con las investigaciones de enfermedades y el rastreo de contactos … Ha habido personas que abandonaron la atención médica, y es muy, muy difícil mantener el personal para tratar de mantenerse al día con lo que está sucediendo”.

“Tenemos miembros de nuestra comunidad que nos señalan y nos culpan por lo que está pasando y dicen que eso ni siquiera es cierto y se resisten a hacer lo simple que podrían hacer para ayudarnos a salir de esto, que es vacunarnos”, agregó.

Related Stories