fbpx
Home > Sponsored > Sin miedo al fracaso: Familia local abre su segunda panadería guatemalteca durante la pandemia (patrocinado)

Sin miedo al fracaso: Familia local abre su segunda panadería guatemalteca durante la pandemia (patrocinado)

By KPS3

Publicación patrocinada

Los emprendedores se enfrentan a muchos desafíos, pero sin duda, una pandemia tan catastrófica como el COVID-19 no es algo fácil de vencer. Sin embargo, hay emprendedores que a pesar de las adversidades, luchan por lograr sus metas.

El sueño de abrir una panadería con un auténtico sabor chapin, comenzó hace muchos años en un departamento de la familia Salazar. Y en el 2021, ese sueño se convirtió en realidad. Fausto Salazar abrió su primera panadería, Mi Linda Guatemala, en Reno.

Durante los últimos años, Salazar y su familia se han dedicado a unir a la comunidad latina con su pan auténtico de Guatemala y Centroamérica, pero su historia no termina ahí. Durante la pandemia, Fausto decidió abrir una segunda panadería para que más personas de la comunidad pudieran degustar de su exquisita comida guatemalteca.

Fausto Salazar a su primera panadería, Mi Linda Guatemala, en Reno.
Fausto Salazar a su primera panadería, Mi Linda Guatemala, en Reno.

Después de varios meses de planes y arreglos, Fausto, su esposa Blanca y sus hijos Glenda y Marlon Salazar, abrieron las puertas de Mi Linda Guatemala en Sparks, Nevada en noviembre del 2020. Pero no todo fue color de rosa.

“La incertidumbre de la pandemia hizo difícil proyectar y pronosticar con precisión las futuras demandas del negocio a medida que nuestra economía sigue enfrentándose a cierres imprevistos”, explica Marlon Salazar.

Lo más importante durante este tiempo ha sido el apoyo incondicional de la comunidad y los dueños de los pequeños negocios que están en la misma plaza. Toda la familia Salazar ayuda con las operaciones de la panadería y además tienen dos empleados. Juntos trabajan día a día para poder brindarle a las familias del norte de Nevada con el pan que se toman con su cafecito por las mañanas antes de irse a trabajar.

“Tenemos muchos clientes frecuentes inclusive de Carson City y otras áreas”, nos explica Marlon. “Muchos de ellos vienen a la panadería todos los días”. 

Aún con el enorme apoyo de la comunidad, la familia Salazar dice que fue aterrorizante abrir un negocio durante la pandemia. Han visto que muchos negocios no aguantan los golpes económicos pero hasta la fecha todo les va bien.

“Tenemos un grupo de apoyo fantástico y una comunidad que en realidad nos ha demostrado su apoyo a nosotros y a los otros pequeños negocios de Reno y Sparks”, dijo Marlon. A pesar de tener miedo a abrir un negocio durante la pandemia, la familia Salazar alienta a otros emprendedores a que sigan luchando por sus sueños.

Esta publicación es de contenido pago y no representa las opiniones de ThisisReno. ¿Quiere promocionar su negocio, evento o tema? Considere una publicación patrocinada.

Related Stories

Share via
 
Send this to a friend