fbpx
Home > En Español > Traer a casa el tocino … desde casa

Traer a casa el tocino … desde casa

By Jeri Davis

In English
Esta historia fue traducida por la periodista Jenny Manrique

Esta es la segunda de una historia de dos partes sobre el cambio al teletrabajo durante la pandemia de la COVID-19 y sus impactos en las empresas y trabajadores del norte de Nevada. Lea la primera parte.

Han pasado ocho meses desde que el gobernador Steve Sisolak ordenó a las empresas no esenciales que cerraran sus puertas cuando la pandemia de la COVID-19 comenzó a extenderse por Nevada. Para muchos, los cierres resultaron en la pérdida de puestos de trabajo ya que sus empresas se hundieron. Para algunos afortunados, significó una transición a trabajar desde casa, una nueva realidad que puede persistir más allá de la pandemia para un buen número de ellos.

A principios de esta semana, This Is Reno publicó una historia en la que los ejecutivos de negocios hablaban sobre la logística de mantener a sus trabajadores empleados y al mismo tiempo enviarlos a casa. Pero, ¿cómo ha sido la experiencia para las personas cuya vida laboral y familiar ahora existe bajo un mismo techo?

Creando espacio para el trabajo y la vida

Kambrya Blake-Levy es estratega de medios de la firma de marketing y diseño The Abbi Agency, que comenzó a enviar trabajadores a casa unos días antes de la orden de cierre de comercios no esenciales de Sisolak.

“Creo que, en lo que respecta a toda esta situación, soy muy afortunada”, dijo. “Ya tenía instalada una oficina en casa porque estaba trabajando en mi maestría. Me gradué de ella en mayo, así que tenía una configuración bastante cómoda en lo que respecta a un escritorio en casa y cosas así. Pero después de hablar con muchos de mis compañeros de trabajo, sé que fue un poco loco para ellos llegar a la oficina, empacar sus escritorios y llevar sus sillas y computadoras a casa”.

Blake-Levy comparte su casa con su novio, quien también trabaja de forma remota estos días. Él trabaja en una oficina en el piso de arriba de su casa, mientras que la oficina de ella quedó instalada en lo que antes era un comedor. Su ubicación central en la casa, cerca de la cocina, presenta algunos desafíos.

“Si estoy atendiendo una llamada de un cliente o una [llamada] interna y [él] necesita ir a la cocina y preparar el almuerzo o lavar la ropa, o mi perro necesita salir e ir al baño, no hay forma de disipar ese ruido ”, dijo y agregó que afortunadamente, su novio es consciente de estas cosas.

“Obviamente, los animales no son tan considerados con ese tipo de cosas”, dijo Blake-Levy riendo. Había comenzado la entrevista telefónica con This Is Reno con una advertencia de que su perro probablemente comenzaría a aullar o a ladrar en algún momento. Es el tipo de realidad en la que sabe que no está sola.

“También ha sido mi experiencia por estar en llamadas con tantos socios de medios y clientes, que todos están pasando por lo mismo”, dijo. “Por lo tanto, es más fácil reírse y encogerse de hombros si escuchas a los niños gritar de fondo o a los perros aullar. Ha sido agradable porque siento que hay cada vez más compasión. Todos estamos haciendo esto y todos sabemos cuáles son las dificultades”.

Para Adriana Hernández, miembro del equipo de administración de contenido de Zazzle, cuyo trabajo consiste en revisar y pulir los diseños enviados a la empresa antes de que se impriman en los productos, las distracciones se presentan de otra forma.

“Vivo con un compañero de casa que tiene dos hijos”, dijo. “No son mis hijos, pero el bebé, que tiene un poco más de un año, me ama. He estado allí toda su vida, y él simplemente me ama y siempre trata de llamar mi atención … así que definitivamente me distraigo mucho”.

Hernández usó su dormitorio como espacio de trabajo durante un tiempo, pero descubrió que esto creaba sus propios problemas.

“Solía ​​tener mi computadora en mi habitación”, dijo. “Tuve que llevarla a mi sala de estar porque terminé resentida con mi dormitorio tras estar allí todo el tiempo. Si quería estar sola o tenía trabajo, terminaba estando en mi habitación, como 12 horas al día, consciente”.

Ahora, la batalla de Hernández es mantenerse concentrada mientras está en el espacio de la sala evitando cosas compartidas como la televisión, así como otras más personales como las distracciones de su teléfono. Aun así, tanto ella como Blake-Levy dicen que su productividad ha mejorado durante los meses de teletrabajo.

Productividad requerida

Para Melissa Taylor, directora ejecutiva de Reno Little Theatre (RLT), la productividad se ha disparado, en parte porque desde que cerró el teatro, ella ha estado haciendo todo el trabajo que solía hacer un equipo de cinco personas, pero también porque sus deberes maternos han aumentado con los niños que también están en casa.

Melissa Taylor fue parte del no evento "Eventos Salva Vidas" organizado en septiembre de 2020. Imagen: Ty O'Neil
Melissa Taylor fue parte del no evento “Eventos Salva Vidas” organizado en septiembre de 2020. Imagen: Ty O’Neil

“Tengo tres hijos y dos de ellos van a la escuela en línea a tiempo completo en este momento”, dijo Taylor. “Tengo un niño de 12 años que está en séptimo grado y un niño de 9 años que está en cuarto grado. Y luego tengo un hijo de 2 años. Entonces, el mayor desafío para mí es poder continuar haciendo malabarismos entre las realidades cotidianas de la maternidad y el trabajo”.

“De hecho siento que tengo más trabajo que hacer y siento más presión ahora que [RLT está] cerrado, para asegurarnos de sobrevivir a esto. Entonces siento que tanto la maternidad como mi horario de trabajo han aumentado, y todos los días están muy ocupados”.

Taylor dijo que está agradecida por la flexibilidad brindada al lidiar con todas estas cosas dentro de los límites de su hogar, pero agregó: “Creo que lo que eso tiende a significar es que no me he tomado un día libre en varias semanas. Son un montón de cosas que pasan constantemente”.

Mantenerse en contacto con las personas que normalmente patrocinarían o apoyarían el teatro de otras formas, le toma una buena cantidad de tiempo.

“Creo que la otra parte que puede ser realmente complicada para mí, y tal vez esto sea parte del aspecto sin fines de lucro, es que trabajo con muchos voluntarios”, dijo Taylor. “Por lo tanto, todavía tenemos una junta y algunos comités y personas que realmente están donando su tiempo con amabilidad, y yo también tengo que trabajar en sus horarios”.

Mantenerse en contacto desde la distancia

Para mantenerse en contacto con la comunidad teatral y los espectadores, Taylor y el liderazgo de otros dos teatros locales -Good Luck Macbeth y Bruka-, han creado un grupo colaborativo llamado Ghost Light TV que ha ayudado a proporcionar contenido teatral en línea para mantener conectada a la comunidad artística.

“Acabamos de lanzar una campaña de recaudación de fondos llamada ‘Yo salvé el teatro’, en la que estamos vendiendo colectivamente cosas como sudaderas, máscaras y gorros”, dijo Taylor. “Y también acabamos de lanzar una campaña de video en la que la gente de la comunidad comparte sus historias sobre cómo el teatro los salvó, para mostrarle a otros que si continúan apoyándonos aunque estemos cerrados, están realmente impactando a personas reales … que se benefician mucho del teatro “.

Taylor es actualmente un equipo de uno que intenta mantenerse en contacto con la comunidad más amplia que apoya su negocio. Pero para otros, el desafío está en mantener la cohesión dentro de sus equipos de trabajo.

En The Abbi Agency, donde Blake-Levy ha trabajado durante más de dos años, esto ha sido una prioridad de la empresa.

“Tratamos de tener, al menos una vez al mes, una hora feliz en Zoom para la empresa”, dijo Blake-Levy. “Abbi y Ty [Whitaker], nuestros directores ejecutivos, en realidad pagan por nuestras bebidas. Entonces vamos a comprar cócteles premezclados en lugares como Craft”.

Hernández dijo que Zazzle tiene reuniones en línea similares, aunque no con horas de cóctel, pero que todavía siente los efectos de no tener una colaboración en persona con sus compañeros de trabajo.

“Hacemos una charla semanal en cámara durante 20 minutos en la que todos podemos ser un poco tontos y decir: ‘Hola, extraño ver a todos cara a cara’ y decir cosas felices”, dijo Hernández, pero agregó que conocer a los nuevos empleados todavía presenta desafíos.

“Eso es algo en lo que pienso justo cuando trabajo”, dijo. “Están llegando nuevas personas … y no tengo ni idea de lo que saben o en lo que podrían ayudarme. Y desearía que fuera así porque no sé a quién contactar. Es difícil aprender unos de otros cuando estamos todos separados así porque no sabemos lo que saben los demás y en qué podemos ayudarnos”.

O, formar nuevos lazos desde la distancia

Para los trabajadores que son los nuevos contratados, este desafío puede agravarse.

Steve Fine comenzó su trabajo como director de comunicación de la Coalición contra el Cáncer de Nevada pocos días antes de que Sisolak emitiera la orden de cierre de su empresa en marzo.

Steve Fine de Nevada Cancer Coalition pudo trabajar con sus compañeros de oficina en persona, durante Paint Nevada Pink en octubre.
Imagen: Eric Marks

“Vi mi oficina, o lo que habría sido mi oficina, durante la entrevista, pero luego no la volví a ver durante varios meses”, dijo Fine. “Nos conocimos brevemente, pero definitivamente no nos organizamos juntos como equipo durante un par de meses”.

Aunque Fine estaba preparado para trabajar desde casa, después de haber dirigido un negocio desde su hogar con su cónyuge durante cuatro años antes de ocupar su puesto actual, descubrió que todavía necesitaba adaptarse al teletrabajo para una empresa en la que no era el único empleado nuevo porque la Coalición contra el Cáncer de Nevada había duplicado el tamaño de su pequeño personal en los meses anteriores al inicio de la pandemia.

“En enero, solo había tres personas”, dijo Fine. “Y luego nos contrataron a mí y a otros dos empleados. La primera llegó y pudo trabajar en su oficina durante un par de semanas. El segundo llegó durante varios días. Y luego, por supuesto, yo nunca entré “.

No obstante, Fine reconoció que se han formado vínculos entre los compañeros de oficina durante sus meses de teletrabajo.

“Con el pasar de los meses, los tres realmente nos volvimos muy cercanos porque usamos bastante Zoom”, dijo Fine. “Tenemos Zoom, y luego también tenemos Microsoft Teams, por lo que nos tomamos … varias horas a la semana entre idas y venidas, mirándonos unos a otros, hablando entre nosotros, que llegamos al punto en que nos sentíamos cómodos llamando a alguien sin siquiera preguntarle si podía hablar”.

Si bien Fine dijo que extraña un entorno laboral en el que hubiera podido interactuar cara a cara y asomarse a la oficina de alguien para conversar y poder ver “los matices de las expresiones faciales” de sus colegas para conocer si estaba “quizás en el camino correcto o no”, sin embargo piensa que su nueva normalidad es en gran parte positiva. Y eso es algo con lo que los trabajadores remotos que hablaron con This Is Reno están de acuerdo.

Equilibrando lo malo con lo bueno

Jen Eastwood es directora de relaciones públicas de otra empresa de marketing local, Foundry, donde ha trabajado durante seis años. Al igual que los demás, ella ha estado trabajando en casa durante la pandemia. Un gran cambio para Eastwood ha sido no supervisar los eventos regulares administrados por la empresa.

“Donde vimos el cambio más grande fue durante este verano, donde [normalmente] representamos algunos de los eventos más grandes del área. Así que no tener el Reno Rodeo ni estar en la zona de fotos o el trailer de medios con todos mis amigos, eso fue duro”, dijo. 

“No hicimos las carreras de Reno Air. Hicimos el campeonato de Barracuda [gira de la asociación de golf profesional]; pero no hubo fans, aunque aún así todavía tuvimos presencia en los medios. Así que ese fue nuestro pequeño rayo de normalidad en un verano que suele estar repleto de eventos”.

A pesar de todo esto, Eastwood opina que ha habido una buena cantidad de ventajas en trabajar desde casa.

“Siento que me he adaptado bastante bien”, dijo. “Mucho de lo que hago es escribir, así que es bueno tener la capacidad silenciosa de pensar profundamente … Incluso antes de la pandemia, si tuviera un proyecto en el que realmente necesitara concentrarme, a menudo trabajaría desde casa porque en la oficina pueden haber muchas distracciones”.

Jen Eastwood

“Creo que hay aspectos como ese que disfruto. Extraño ver algunas caras en la oficina. Extraño esa colaboración y la charla aleatoria en torno al tipo de cosas como el enfriador de agua”.

Además de usar Zoom y el chat de Google y otras cosas para mantenerse conectada, Eastwood dijo que Foundry está haciendo todo lo posible para mantener un sentido de camaradería entre sus empleados, especialmente a medida que se acerca la temporada navideña.

“Estamos buscando formas divertidas para mantenernos comprometidos durante la temporada navideña, cuando normalmente hacemos concursos de casas de jengibre y cosas diferentes en las que todos nos reunimos”, agregó.

También lo están haciendo las empresas para las que trabajan Blake-Levy, Hernández y Fine.

En The Abbi Agency, Blake-Levy dijo: “Nos compraron calabazas a todos para que pudiéramos tallarlas para Halloween. Están tratando de encontrar esas pequeñas conexiones personales. Creo que son muy importantes para mantener todo a flote porque cuando todos están desconectados, es fácil olvidar lo que es realmente colaborar y estar fuera de su propia burbuja mental”.

También hay beneficios más pragmáticos que estos trabajadores conocen.

Para Hernández, estos incluyen no tener que preocuparse por la logística de un viaje diario a través del sistema de autobuses públicos.

“No tener que lidiar con el autobús ha sido una verdadera bendición, así que estoy a tiempo más a menudo”, dijo, y agregó: “No tengo que preocuparme tanto por lo que estoy usando. Puedo usar los mismos pantalones durante tres días seguidos. Eso siempre es una ventaja”.

Para Fine, uno de los beneficios también ha sido evitar el desgaste asociado con el viaje y los costos de gasolina que conlleva operar su vehículo. También está satisfecho con lo que él ve como el ahorro natural de tiempo y los beneficios para la salud.

“No estás conduciendo una hora al trabajo o [tomándote] una hora para el almuerzo y llenándote con una estúpida hamburguesa para luego sentir que quieres quedarte dormido a las 2 en punto, cuando estás sentado”, dijo. “Eso no existe cuando estás en casa porque estás comiendo con más sensatez”.

Nonetheless, Fine said, “There’s all of these cultural things that are shifting where I think the long-term verdict is out… I would say let’s do a follow-up in six months to see how rosy that lens still is because we’re still in this honeymoon phase of working from home and all of this stuff. I would say the verdict is still out whether it’s positive or negative.”

Para Fine, así como para Eastwood, Taylor, Blake-Levy y Hernández, parece que el futuro continuará incluyendo trabajar desde casa, al menos por el momento. Y, por el momento, los cinco dicen que están felices de seguir haciéndolo.

No obstante, Fine dijo: “Hay todas estas cosas culturales que están cambiando pero creo que el veredicto a largo plazo está por verse … Yo diría que hagamos un seguimiento en seis meses para ver qué tan optimista es este lente porque estamos todavía en esta fase de luna de miel del teletrabajo y todas estas cosas. Yo diría que el veredicto final aún no se conoce si será positivo o negativo “.

Related Stories

Share via
 
Send this to a friend