fbpx
Home > Featured > Taqueros locales se adaptan a la vida después de sufrir ‘la peor experiencia de su vida’: El COVID-19 (patrocinada)

Taqueros locales se adaptan a la vida después de sufrir ‘la peor experiencia de su vida’: El COVID-19 (patrocinada)

By KPS3

SPONSORED POST

En el 2015, después de años de contemplarlo, Teresa Flores y su esposo, Roberto Mederos, abrieron el negocio de sus sueños: un camión de tacos. Y por los últimos 5 años, han deleitado a la comunidad de Reno con sus tacos exquisitos, quesadillas, tortas y antojitos mexicanos y más. Todo marchaba bien hasta que llegó un virus que les cambió la vida. 

Teresa y Roberto aseguran que ni abrir el negocio fue tan estresante como cuando comenzó el coronavirus en Marzo.  Pero el tratar de mantener su negocio abierto a pesar de todos los obstáculos  no sería su mayor reto, porque lo peor aún estaba por venir. 

En Noviembre, Teresa empezó a tener malestares. Y entre más pasaban los días, su salud empeoraba.

“No podía pararme. Yo siempre he sido una persona fuerte y de buena salud y ni siquiera podía sostener mi propio cuerpo,” dijo Teresa. “Tenía mucha fiebre, escalofríos y un dolor de cabeza que no podía controlar sin importar cuánta medicina tomaba.”

“Había días que pensaba que no lograría superar esta enfermedad”. 

Poco después de empezar a sentir esos síntomas, se armó de valor, cerró su negocio y programó una cita para hacerse la prueba del COVID-19. Tres días después recibieron la noticia que tanto temían: la prueba era positiva.  

Las próximas tres semanas estuvieron llenas de incertidumbre. Teresa se la pasó en la cama y Roberto se quedó a cuidar de ella día y noche. “Si no hubiera sido por mi esposo que me levantaba para que tomara agua y me cuidaba para que se me bajara la fiebre, no se que hubiera sido de mí”, aseguró Teresa. 

Hasta la fecha, Teresa continúa sintiendo las secuelas del  virus y ella teme que siempre las tendrá. Desde que dio positivo a la prueba, ha perdido mucho pelo, se agota con facilidad y tiene dificultades al respirar. Además padece de un dolor de cabeza que va y viene sin cura alguna. 

“Gracias a dios estoy mejor que antes pero había días que pensaba que no lograría superar esta enfermedad”. 

Aunque Roberto y Teresa volvieron abrir su lonchera, ellos aseguran que su vida jamás volverá a ser como era antes. El COVID-19 ha afectado su salud de una manera drástica y le ha dado un fuerte golpe a sus bolsillos ya que ambos no pudieron trabajar por casi un mes. Es por eso que le imploran a sus familiares, amigos y desconocidos por igual que sean más responsables y que recuerden que nadie es inmune al coronavirus. 

Debemos hacer nuestro mayor esfuerzo para detener la propagación del COVID-19. Entre más pronto pongamos de nuestra parte para detener la propagación del COVID-19, más pronto regresaremos a la vida que tanto anhelamos. Para obtener más información sobre el COVID-19 en el Condado de Washoe, por favor visite www.SeguirAdelanteNV.com

This post is paid content and does not represent the views of ThisisReno. Want to promote your business, event, or issue? Consider a sponsored post.

Related Stories

Share via
 
Send this to a friend