fbpx
Home > Featured > El distrito escolar enfrenta críticas continuas por prohibir Las Vidas Negras Importan en las aulas

El distrito escolar enfrenta críticas continuas por prohibir Las Vidas Negras Importan en las aulas

By Sudhiti Naskar
Published: Last Updated on
El edificio administrativo del distrito escolar del condado de Washoe fue objeto de vandalismo a mediados de agosto, debido a que las protestas de Las Vidas Negras Importan persistieron en la comunidad. Imagen: Christopher Torres

In English
Esta historia fue traducida por la periodista Jenny Manrique

Mientras escuelas de todo Estados Unidos apoyan al movimiento Las Vidas Negras Importan (BLM en inglés) y a las comunidades LGBTQ+, el distrito escolar del condado de Washoe (WCSD en inglés) insiste en que el BLM en las escuelas constituye una actividad política que no debe permitirse.

WCSD se encuentra en una encrucijada con una directiva de 1997 – llamada norma de la junta 1310 “Actividad política en las escuelas” – mientras estudiantes, padres, maestros e incluso algunos administradores continúan cuestionando la interpretación de la norma.

WCSD está interpretando 1310 como un impedimento para que los maestros apoyen, muestren solidaridad o incluso hablen sobre movimientos sociales actuales como BLM, temas LGBTQ+ y banderas del arco iris, en su capacidad profesional, a menos que el distrito escolar especifique lo contrario.

Durante meses, estudiantes y maestros han estado apelando e instando a la junta a revisar la norma. Dicen que informar a los estudiantes sobre temas de actualidad, incluida la raza, el género y la discriminación, es lo que esperan de las escuelas.

Las escuelas a nivel nacional permiten BLM en las aulas; aquí en el condado de Washoe, la interpretación legal de la norma del distrito es que el apoyo abierto a Las Vidas Negras Importan, particularmente por parte de los maestros, constituye una actividad política y, por lo tanto, debería prohibirse en los campus.

Muchos dicen que la interpretación es defectuosa, desactualizada e inconsistente con lo que está sucediendo en el resto del país.

¿Por qué la interpretación de 1310 es confusa?

A principios de Noviembre, WCSD aprobó una moción contra el racismo por unanimidad. Aún así, continúa definiendo el movimiento BLM y los temas LGBTQ+ como “políticos” y, por lo tanto, como temas inapropiados para la discusión en el aula y entre estudiantes y maestros. No quedó claro durante varias reuniones de la junta en las que los fideicomisarios discutieron la norma, por qué el distrito ha definido estos temas como “políticos”.

Una lectura de la norma de la junta no especifica que la política prohíbe la discusión de estos temas. De hecho, bajo las actividades permisibles de la norma, “la discusión instructiva de eventos actuales, que incluye carreras políticas históricas y actuales, elecciones” y más, cuando “se hace de manera justa, imparcial y alineada con los estándares de contenido académico de Nevada y otras políticas del distrito ”está permitida.

Lo que hace 1310, sin embargo, es restringir o prohibir a los maestros discutir o apoyar políticas partidistas. La junta parece haber sacado esa hoja del documento y haber definido las cuestiones de BLM y LGBTQ+ como políticas partidistas.

This Is Reno se comunicó con el distrito escolar para obtener comentarios sobre esta historia, pero no recibió una respuesta.

Los correos electrónicos entre los fideicomisarios Katy Simon Holland y Andrew Caudill y Jay Kolbet-Clausell, un trabajador social de Reno y exalumno del distrito escolar, arrojan luz sobre la definición del distrito escolar de BLM como un problema político.

En un correo electrónico del 8 de noviembre a Kolbet-Clausell, Caudill señaló que debido a que BLM es un comité de acción política, el tema no se puede discutir en las escuelas.

“Lo que está en juego es la opinión de nuestro asesor legal de que la defensa del mayúsculo movimiento Las Vidas Negras Importan es una defensa política, lo cual no es apropiado en un aula de escuela pública obligatoria”, dijo Simon Holland.

En respuesta, Kolbet-Clausell escribió: “Hay comités de acción política (PAC en inglés) para todo: propiedad de vivienda, banca, transporte, justicia en general, ¡o incluso maestros! A los maestros no se les permite decir mucho si no se les permite cubrir nada con un PAC”.

El grupo Empower Nevada Teachers, que se dedica a la defensa política, en espacios como la Legislatura de Nevada o en protestas como la que fue atendida por cientos el verano pasado, tiene maestros que usan camisetas rojas los miércoles en las escuelas. 

El asesor legal del distrito, Neil Rombardo, se hizo eco de las palabras de los fideicomisarios durante la reunión de la junta del 10 de noviembre. Sin embargo, sus respuestas no aclararon la definición del distrito de “actividad política”, lo que llevó a la fiduciaria Angela Taylor a comentar que es necesario aclarar el asunto.

Maestros, padres, estudiantes y comentaristas públicos uno tras otro, cuestionaron la intención del distrito escolar sobre el tema durante la reunión de la junta en la escuela secundaria Galena. La tensión en las discusiones fue evidente.

Las palabras cuidadosamente elaboradas de los fideicomisarios y de los asesores legales, las voces temblorosas de los estudiantes, maestros y defensores de organizaciones sin fines de lucro locales, dejaron en claro que debajo de la superficie de la cordialidad y la cooperación, había una lucha constante entre las viejas convenciones y las nuevas convicciones.

Rombardo dijo que en el pasado se han hecho demandas para la revisión de esta política, pero “nunca hemos cambiado nada”. Sostuvo que a pesar de que el distrito escolar simpatiza con los llamados a la equidad, podría haber desafíos legales para permitir que los maestros apoyen los temas.

Los fideicomisarios, sin embargo, aprobaron una moción unánime de Taylor para revisar la norma de la junta 1310 “mirando específicamente el propósito, la definición … examinando cómo otros distritos están mostrando apoyo a los estudiantes marginados en relación con la actividad política en la escuela”.

¿Cuáles son los retos?

Horas de discusiones en persona durante varias reuniones de la junta y comunicaciones por correo electrónico entre el distrito y la gente de la comunidad muestran que el distrito está anticipando tres desafíos principales: quedar en un callejón sin salida, la libertad de expresión y la posibilidad de demandas.

“Si elegimos uno, tendremos que permitirlo todo”. Estas son las palabras del asesor legal Rombardo, quien opina que si a los maestros se les permite discutir y apoyar el movimiento BLM, las banderas arcoíris y los temas LGBTQ +, por defecto se requerirá que el distrito escolar también permita banderas confederadas,ideas provida o por el derecho a decidir.

Sin embargo, los estudiantes y los profesores piensan de manera diferente.

WCSD attorney Neil Rombardo.
Neil Rombardo, fiscal del distrito escolar del condado de Washoe.

“Este es un falso asunto de doble moral”, dijo Hanna Branch, estudiante de último año del programa de bachillerato internacional de la secundaria Wooster. Branch también es miembro fundadora de Students for Change del distrito escolar del condado de Washoe.

“Aunque no podemos ni debemos enarbolar la bandera confederada, podemos enarbolar la bandera estadounidense. Una demuestra odio y la otra no. Eso es un precedente”, agregó.

Después de varias discusiones, Rombardo aceptó que podría ser posible crear una excepción si el distrito escolar puede argumentar por qué el movimiento BLM y las cuestiones LGBTQ+ deberían ser apoyadas.

“Permitir que los maestros demuestren su apoyo a estos temas puede estar justificado por la intención”, dijo Phil Kaiser durante la reunión. Kaiser es maestra en la secundaria McQueen. “La intención es apoyar a los grupos marginados que se han enfrentado a discriminaciones, acoso, agresiones y muerte. Hace 400 años se vendieron los primeros esclavos en Jamestown. Por lo tanto, debemos mostrar nuestro apoyo a estos estudiantes”.

Se cuestionan los derechos de la Primera Enmienda para los maestros

Rombardo también dijo que los derechos de la Primera Enmienda para los maestros son limitados.

“No necesitamos retomar el discurso que nos gusta”, dijo, ya que el distrito escolar es una entidad gubernamental.

Un comentario público de David Gamble Jr., sin embargo, calificó esta interpretación como defectuosa.

Gamble, un abogado local, dijo que esto es “una gran simplificación excesiva” del régimen de regulación del habla de los empleados públicos establecido en una serie de decisiones de la Corte Suprema durante varias décadas, una de las más recientes fue Lane v. Franks en 2014.

“La Corte Suprema no ha declarado que los empleados públicos ‘no tienen la protección de la Primera Enmienda’, sino que ha establecido las circunstancias bajo las cuales un empleador público puede regular el discurso de un empleado mientras el empleado actúa en su capacidad oficial”, agregó. “La redacción de la declaración de WCSD, autoritaria en su naturaleza, es también una exclusión alarmante del discurso abierto y honesto donde podría decirse que más se necesita: en las escuelas de nuestros niños”.

El fideicomisario Caudill dijo que permitir la discusión de temas de BLM y LGBTQ+ también podría atraer litigios contra el distrito. Predijo que el distrito escolar probablemente perdería las batallas legales y tendría que soportar costosas demandas a expensas del dinero de los contribuyentes. WCSD ya está envuelto en costosas acciones legales y ha amenazado con llevar a This Is Reno a los tribunales, alegando difamación.

En medio de debates apasionados, los fideicomisarios y el asesor legal enfatizaron que si ciertos temas se vuelven parte del plan de estudios, la escuela puede tener discusiones sin sentirse intimidada por el temor de un posible litigio. También dijeron que se está elaborando un plan de estudios que estará disponible el próximo año.

BLM está en las escuelas de todo el país

El 12 de noviembre, durante un caucus negro virtual organizado por los demócratas de Washoe, Lily Baran, una exmaestra de música, organizadora comunitaria y exalumna del WCSD, fue mordaz en sus comentarios sobre la reunión de la junta, a la que asistió.

“En Nevada sentimos que tenemos que reinventar la rueda”, dijo Baran, comentando el hecho de que varios otros distritos escolares han apoyado al movimiento BLM. “Podemos aprender de ellos”.

Baran mencionó al distrito escolar de Berkeley, California y al distrito escolar de Buffalo, Nueva York, los cuales hicieron una semana BLM a nivel de escuela primaria. El distrito escolar público de Milwaukee, Wisconsin, organizó una semana de acción nacional Las Vidas Negras Importan, del 4 al 8 de febrero. Indiana hizo algo similar.

El distrito escolar del condado de Dekalb de Georgia planea realizar una semana de Las Vidas Negras Importan. La escuela pública de Scarborough en Maine, y muchas otras escuelas, están permitiendo programas relacionados con el movimiento de BLM.

Hay una serie de recursos educativos disponibles a nivel nacional para Las Vidas Negras Importan en las escuelas.

En 2017, la asociación de maestros y el distrito escolar de Rochester aprobaron una resolución para Las Vidas Negras Importan en las escuelas.

“La asociación de maestros de Rochester y el distrito escolar de la ciudad de Rochester buscan abordar el racismo institucionalizado en nuestras escuelas y ofrecer espacios para el diálogo entre el personal escolar al apoyar y facilitar el trabajo de desarrollo profesional relacionado con la raza y otros temas desafiantes”, decía en parte la resolución.

La junta de educación del condado de Prince George, en Maryland, aprobó una resolución similar en 2018 que respaldaba y alentaba específicamente a “maestros y estudiantes a participar en la semana de acción de las escuelas Las Vidas Negras Importan …”

Varias organizaciones nacionales ya han desarrollado kits de la semana de acción de las escuelas Las Vidas Negras Importan para escuelas y educadores. Los kits incluyen el plan de estudios propuesto, lecciones y planes, estrategias de enseñanza y recursos imprimibles. Enseñando la tolerancia, un proyecto del Southern Poverty Law Center, también ofrece talleres, que brindan capacitación virtual en contra de prejuicios, y justicia social para educadores y administradores de distrito.

Lily Baran. Imagen: Isaac Hoops

Más cerca de casa, una escuela en Truckee, California, a la que asiste el hijo de Baran, dio prioridad a discutir temas de derechos humanos en clase cuando George Floyd fue asesinado en Minneapolis por la policía en mayo pasado. 

“Estoy bastante segura de que mi hijo es el único niño negro en su clase”, entre la mayoría de los estudiantes blancos, pero aún así hicieron del tema una prioridad, dijo. “Los funcionarios del distrito escolar [del condado de Washoe] no hicieron la tarea”.

La mayoría de los fideicomisarios de WCSD ni siquiera parecía involucrada en las conversaciones y en cambio permanecía fijada en sus teléfonos, agregó. “Estaban muy mal preparados … Deberían tener un poco de humildad y escuchar a los niños y electores que han hecho la tarea”.

Tiffany Young, directora de equidad y diversidad en WCSD, también asistió al caucus y dijo que el distrito escolar lo está intentando, pero hay obstáculos que van más allá de su capacidad. Por un lado, aunque más de la mitad de su población estudiantil está compuesta por estudiantes étnicos de padres hispanos, asiáticos y multirraciales, los estudiantes negros son una minoría.

“Es difícil ser una minoría en Reno”, dijo Young. “Estoy tratando de eliminar el sistema y apoyar a los estudiantes negros. Algunas personas pueden pensar que es “insignificante”, pero es importante. Es un gran peso luchar contra la política. Sepan que estoy luchando internamente y trabajando en varios asuntos”.

La superintendente de la escuela Washoe, Kristen McNeill, ha sostenido durante meses que la norma de la junta 1310, sin embargo, limita la libertad de los maestros y no afecta a los estudiantes.

Los estudiantes del distrito escolar tienen “una gran cantidad de libertad académica, una gran cantidad de libertad de expresión política, siempre que esa expresión política no sea dañina o perjudicial para lo que está sucediendo en el aula”, dijo durante la reunión de la junta de noviembre.

Pero los alumnos actuales y anteriores no ven mérito en la libertad de los alumnos sin la libertad de los profesores para discutir o guiar a los alumnos sobre sus experiencias.

El exalumno Kolbet-Clausell dijo que mientras era un estudiante luchó como un individuo gay no binario porque no recibió apoyo del distrito.

Jay Kolbet-Clausell
Jay Kolbet-Clausell

Dijo que pasó por “años realmente desafiantes tratando de mantenerme a salvo y aprender quién era yo. Si tan solo hubiera sabido que hay personas homosexuales en el mundo que tienen derechos, creo que eso habría marcado una gran diferencia para mí … Es realmente triste mirar hacia atrás”.

Dijo que hubo maestros de las comunidades LGBTQ+, pero no se les permitió revelar sus identidades en sus roles oficiales.

“En aquel entonces, si hubiera sabido que existían modelos a seguir, habría tenido una vida mucho mejor”, explicó.

También habló sobre un programa de “terapia intensa del habla” para corregir el ceceo, donde había otros niños.

“25 años después, me enteré de que casi todos los niños en esa clase de terapia del habla eran homosexuales. Entonces, ellos [WCSD] sabían que estábamos allí, pero no se lo dejaron saber a [los estudiantes] “.

Kolbet-Clausell dijo que siente que los estudiantes actuales están luchando contra la misma “cultura terrible” de décadas de antigüedad que se ha acumulado en contra de los estudiantes de minorías.

“En realidad estoy enojado porque tendrían que luchar por eso. Muchos de estos problemas deberían resolverse ahora. No creo que sea justo. Es terrible que no podamos simplemente aceptarlos y dejarlos explorar quiénes son, en lugar de [ellos] tener que luchar por sus derechos ”.

Related Stories

Share via
 
Send this to a friend